El bienestar y la calidad de vida de las personas mayores, un objetivo común

Esta semana se han reunido miembros de Azkoitia Lagunkoia y responsables de la Asociación de Jubilados Plaza Ondo con las alumnas y alumnos que están realizando el ciclo de grado medio de técnico en atención a personas en situación de dependencia en el centro Izarraitz Lanbide Heziketa.

Los alumnos y profesores del centro han convocado a Azkoitia Lagunkoia y Plaza Ondo para dar a conocer los diferentes proyectos que tienen entre manos y abrir cauces de colaboración. Les acompañaba la coordinadora de Euskadi Lagunkoia, Ainara Tomasena. El bienestar y la calidad de vida de las personas mayores son el objetivo común de los reunidos esta semana en el Centro.

Entre 1ª y 2ª del curso, hay unas 35 personas en esta promoción y como colofón al encuentro, los alumnos prepararon un desayuno para todos los asistentes.

El encuentro surgió para abrir cauces de colaboración

El ciclo ‘Técnico de Atención a Personas en Situación de Dependencia’ comenzó a impartirse en Azkoitia en diciembre del 2016. Fue fruto de la colaboración entre Azkoitia y Azpeitia ante la necesidad creciente de una población cada vez más envejecida y que solicita profesionales capaces de tratar y atender a esta población, y cualquier otra en situación de dependencia.

Una cocina, un servicio y pasillos adaptados, elementos de ayuda a personas incapacitadas, maniquíes de simulación de personas dependientes, son algunos de los medios con los que cuentan en el ciclo.

Fuente: https://www.diariovasco.com/costa-urola/azkoitia/bienestar-calidad-vida-20190523004533-ntvo.html

En la tercera edad el cerebro sigue creando miles de nuevas neuronas

El cerebro de los adultos produce miles de nuevas neuronas al menos hasta los 87 años de edad, según demuestra un estudio que también ha comprobado que este proceso de neurogénesis está dañado en pacientes con alzhéimer.

Una nueva evidencia científica corrobora la tesis de que el cerebro de los seres humanos continúa generando nuevas neuronas –fundamentales para el aprendizaje y la memoria– a lo largo de toda la vida, o como mínimo hasta los 87 años de edad. Sin embargo, aunque esto es así en las personas que no padecen ninguna enfermedad neurológica, en las fases iniciales del alzhéimer el número de nuevas neuronas se reduce drásticamente, y sigue disminuyendo progresivamente a medida que avanza la enfermedad.

El estudio que ha llegado a estas conclusiones –que se ha publicado en Nature Medicine– ha sido realizado por investigadores españoles, y se ha basado en el análisis de muestras del hipocampo procedentes de 58 individuos, 13 de los cuales –que habían fallecido entre los 43 y los 87 años– tenían un cerebro sano, mientras que los otros 45 padecían alzhéimer.

Aunque se ha comprobado que la producción de neuronas se ralentiza con el envejecimiento –los tejidos de los donantes más jóvenes tenían un 30% más cantidad de neuronas inmaduras que los de los donantes más ancianos–, los resultados mostraron que todavía hay una gran cantidad de estas células en el giro dentado del cerebro en la novena década de la vida.

Leer más: https://www.webconsultas.com/noticias/tercera-edad/en-la-tercera-edad-el-cerebro-sigue-creando-miles-de-nuevas-neuronas

 

‘YayoCar’, el nuevo ‘BlaBlaCar’ para personas de la tercera edad

Alrededor de 4,7 millones de personas viven solas en España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El 41,8 por ciento tienen 65 años o más. Esta soledad es una de las causas principales del deterioro de la salud en personas mayores, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Luchar contra la soledad de los ancianos (especialmente en el medio rural) es precísamente el objetivo que persigue la aplicación móvil ‘YayoCar’. La ‘app’, primer premio de ‘HackForGood Cáceres 2019’, permite organizar viajes colectivos a centros médicos, adaptándose a la hora de la cita de cada pasajero. ‘YayoCar’ está planteada como una alternativa a ambulancias, taxis y autobuses: como en ‘BlaBlaCar’, el usuario puede ofrecer un viaje (añadiendo punto de partida, destino, horario, número deseado de acompañantes) o solicitarlo, dependiendo de sus necesidades.

La ‘app‘ fue desarrollada por Francisco Javier Rojo Martín y Justo García de Paredes Haba –dos estudiantes de cuarto curso de Ingeniería de Software en la Universidad de Extremadura– a partir de uno de los retos planteados en el concurso. A pesar de que son de la misma promoción, no se hicieron amigos hasta que entraron a formar parte el año pasado de uno de los grupos de investigación de la facultad y esta ha sido la primera vez que se han presentado juntos al ‘HackForGood’.
Francisco ha descrito el evento como «toda una experiencia»: «Llegas el viernes con tu idea en mente y tienes ese viernes y la mitad del sábado para desarrollarla, prepararte la exposición y saber cómo vas a vender la aplicación», ha relatado en declaraciones a Europa Press.

El joven no ha querido especular con el futuro y la viabilidad de la aplicación. El joven ha explicado que «la idea es que (la ‘app’) algún día llegase a estar completa y funcionando», pero que también habría que adaptar la ‘app’, ya que «hoy en día, muchos ancianos del entorno rural, que es a quienes está orientada, no están familiarizados con el uso del ‘smartphone» y «buscar el modelo de negocio con el que pudiese funcionar».

Leer más: https://www.europapress.es/desconecta/viral/noticia-yayocar-nuevo-blablacar-personas-tercera-edad-20190326200027.html

 

Diputación y Matia Fundazioa construirán en Usurbil un «innovador» centro de alojamientos para mayores dependientes

La Diputación de Gipuzkoa y Matia Fundazioa han firmado un convenio para construir un «innovador» centro con cuidados para personas mayores dependientes en Usurbil, que ofrecerá 110 alojamientos para 127 personas y será pionero a nivel estatal, ya que será diseñado desde el modelo «vivienda» que impulsa la institución foral, es decir, de «si no es en casa, vivir como en casa», ha destacado el diputado general, Markel Olano.

Olano ha ofrecido una rueda de prensa en Donostia junto a la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, y el director general de Matia Fundazioa, Gerardo Amunarriz, en la que ha detallado que el nuevo centro, que se ubicará en Kalezar Auzoa y cuya apertura está prevista para finales de 2021, servirá para «reducir la demanda de Buruntzaldea» en plazas residenciales, al tratarse de la comarca «con la mayor demanda» no cubierta de Gipuzkoa.

Asimismo, este recurso, que contará con una inversión total de 13,8 millones de euros, de los cuales la Diputación aportará 2,8 millones, incluirá un centro de día «abierto, flexible e intensivo», a través del cual se pretende «garantizar la continuidad» de los cuidados desde la intervención en los domicilios con «las personas cuidadoras» y en coordinación con la actividad del centro.

El diputado general ha resaltado la «colaboración público-privada» entre la Diputación, el Ayuntamiento de Usurbil, la Fundación Matia y el tercer sector, y ha incidido en que se trata del «primer proyecto de nueva construcción de este tipo en todo el Estado», dentro del «modelo guipuzcoano de atención».

Para leer más: https://www.noticiasdegipuzkoa.eus/2019/02/04/sociedad/euskadi/diputacion-y-matia-fundazioa-construiran-en-usurbil-un-innovador-centro-de-alojamientos-para-mayores-dependientes

 

Los efectos positivos de estudiar en la vejez

Destacan que mejora el estado de las capacidades cognitivas, las funciones ejecutivas -como la toma de decisiones y planificación de la vida-, el estado anímico y físico, y fortalece las redes sociales.

Cada vez más las personas mayores se animan y eligen volver a estudiar, realizar cursos, talleres o incluso carreras, cumpliendo sueños que quedaron truncos, proyectando otros caminos, descubriendo nuevas habilidades y manteniéndose activas.

 

“La educación es un campo enorme para los adultos mayores. Siempre es rica porque tiene efectos a nivel psicológicos”, señala el Doctor en Psicología Ricardo Iacub, y agrega que “otro de los elementos fuertes es tener un sentido de vida” y fortalecer las redes sociales.

El titular de la cátedra de Tercera Edad y Vejez de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) destaca que “una persona que sigue estudiando tiene más posibilidades de mantener en mejor estado sus capacidades cognitivas y sus funciones ejecutivas, es decir, la capacidad de decisión, organización, de planificación de su vida”.

“Otro de los puntos fuertes es tener un proyecto. La educación nos da elementos para soñar, desear, nos entusiasma, nos da ganas, uno está con personas que le interesan, aprende cosas que le dan otras perspectivas”, afirma.

Asimismo explica que “ayuda en la elaboración de duelos”, dado que “a mayor nivel educativo se tiene más capacidad para poder sobrellevarlos”.

También indica que “la gente que estudia tiene menos problemas físicos y mentales, como por ejemplo, una baja de ciertas enfermedades de tipo anímico como la depresión. Se combina el hecho de estar activo y un montón de cosas, hay que destacar que tiene efectos positivos sobre la salud y esto es un elemento más que importante para tomar la decisión” de animarse y participar.

Ver más: https://www.diariopopular.com.ar/general/los-efectos-positivos-estudiar-la-vejez-n383644